A la hora de elegir un producto en un mercado tan amplio como el de la investigación, resulta fundamental tener muy claro qué queremos hacer y cómo vamos a hacerlo.

Sin embargo, no siempre resulta sencillo.

No son pocos los centros de investigación que tienen muy claro lo que desean lograr pero no así con qué maquinaria llevar a cabo su proyecto. 

Considerando altos precios de la maquinaria de investigación y que, casi en la totalidad de los casos, los centros investigadores dependen de la financiación por parte del Estado, (menos de un 2% respecto de su PIB), no es algo que se pueda decidir sin consultar antes a quienes más saben.

Una mala elección del producto puede dar al traste con todo un proyecto de investigación. 

Precisamente por eso la consulta a un asesor resulta fundamental. A priori, puede parecer que no hay diferencia entre bombas de vacío industrial o analizadores de gases, por ejemplo. Y sin embargo las características de cada uno distan tanto entre sí como las necesidades de los propios centros.

 

Compartir estoShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

También te puede interesar...

Comentarios