Estructura del nuevo catalizador, un polioxometalato de cobalto y wolframio (ICIQ) /
 La electrólisis es la manera más limpia de obtener hidrógeno y oxígeno del agua usando electricidad.

Ahora, un grupo de investigadores del Institut Català d'Investigació Química (ICIQ) y la Universidad Rovira i Virgili (URV), liderados por el profesor José Ramón Galán Mascarós, ha diseñado un nuevo catalizador que disminuye los costes y la cantidad de energía necesaria para producir hidrógeno.

Generalmente el hidrógeno se obtiene del gas natural, que es mucho más barato, pero sucio porque genera gases contaminantes.

El catalizador creado por el grupo de Mascarós, con cobalto y wolframio, es una alternativa a este método, ya que cataliza la electrolisis del agua, rompienso sus enlaces químicos, mejor que el iridio, un metal precioso muy caro y escaso. Además, permite trabajar en medio ácido sin corroerlo, como sucede con la mayoría de los catalizadores, funcionando especialmente bien a voltajes bajos.

En definitiva, ahorra mucha electricidad, abarata la produción de hidógeno y alarga la vida de los catalizadores.

Precisamente, a la cabeza en el campo de los catalizadores se encuentra Hiden Analytical con uno de los más potentes del mercado, el CATLAB PCS, un microrreactor y sistema MS, con horno de respuesta rápida de refrigeración integrada. Posee un sistema intercambiable de cartuchos catalíticos patentado y se emplea en quimisorción de pulso, medidas de dispersión o isotermas de adsorción, entre otras aplicaciones.

El estudio, encabezado por la  investigadora del ICIQ, Marta Blasco Ahicart, se publicó el pasado lunes en la revista Nature Chemistry.

Compartir estoShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

También te puede interesar...

Comentarios