La ciudad de Lisboa es un mosaico urbano que aúna edificios antiguos con otros de diseño muy novedoso. Una simbiosis posible y armoniosa.

Sin embargo, enfrenta un enemigo común a todas las ciudad del mundo: el gasto energético de los edificios. Para luchar contra él, se prevé que a finales de año esté listo el proyecto denominado Suscity Building Dashboard, un trabajo desarrollado por un conjunto de instituciones portuguesas de enseñanza superior, incluídas en la administración MIT-Portugal.

Esta unión resulta de un contrato firmado entre la Fundação para a Ciência e Tecnologia de Portugal (FCT) y el Massachusetts Institute of Technology de EE.UU (MIT), por un periodo de cinco años y ćuya misión es estudiar el consumo de energía de los edificios, para hacerlos más sostenibles.

La investigadora Claudia Sousa Monteiro, del Instituto Superior Tecnico (IST), ha encabezado el equipo encargado de investigar los edificios, que son las base de esta plataforma. Sousa explica que la idea es "hacer un diagnóstico del consumo de energía y ver cuál es el impacto desde el punto de vista ambiental".

La plataforma, desarrolla por la Universidade do Minho, recibe datos en tiempo real y trabaja con estimaciones, se alimenta constantemente con información para convertirse en un mapa público de la ciudad. Porque el proyecto no tiene solo fines diagnósticos, los ciudadanos también podrán aprovecharse de las soluciones para ahorrar energía en sus viviendas y hacerlas más sustentables. Ajustando los indicadores para que se adapten a su perfil, obtendrán sugerencias de mejora y una previsión del coste y del ahorro estimados que podrían reportarles algunas modificaciones en su inmueble.

El proyecto Suscity engloba también ámbitos como la movilidad y los transportes, siempre con el objetivo de limitar el impacto ambiental de ciudades cada vez más inteligentes.

 

Compartir estoShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

También te puede interesar...

Comentarios