Las aplicaciones de física con partículas de alta energía, implican enclaustrar dichas partículas en sofisticados sistemas de evacuación. El problema viene al trabajar en ambientes con un alto nivel de radiación, que puede degradar los componentes electrónicos activos.
Muchas veces, estos componentes no están bien protegidos, por carecer de un correcto blindaje contra la radiación. Y alcanzar un buen nivel de vacío resulta imprescindible.
 
El nuevo HAL 101X RC, permite prescindir de este blindaje contra radiación. Lo consigue empleando una técnica innovadora que elimina totalmente el uso de componentes electrónicos alrededor del elemento que mide el vacío (el RGA). 
 
El HAL 101X se puede colocar a una distancia de hasta 80 metros del RGA, sin que esto suponga una reducción en la frecuencia del filtro del cuadrupolo, con un rango de masa completo de 100 amu y a un rendimiento parecido al que ofrece el sistema de acoplamiento estrecho.
 
Además, el HAL 101X tiene muchos modos de escaneo, cuenta con un detector de fugas, sustracción en tiempo real, alineación automática de la escala de masas y un ajuste online de la fuente de iones y de los parámetros del detector. Permite monitorear canales individuales de masa para identificar posibles diferencias de presión, respecto de los preestablecidos por el usuario.
Compartir estoShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

También te puede interesar...

Comentarios