Agilent Technologies lanza al mercado su última bomba iónica. Con una brida de entrada ConFlat de 12 pulgadas, puede utilizarse para aquellas aplicaciones que requieren la evacuación de la cámara de gran volumen donde se necesita hacer un vacío muy alto y estable.

Las bombas iónicas se utilizan cuando es necesario alcanzar niveles de vacío muy altos, puesto que logran evacuar los electrones, haciendo de ellas las más potentes del mercado. Normalmente se utilizan en aplicaciones que requieren una mezcla de gases a presión constante, por lo que resultan ideales para obtener presiones de UHV en aceleradores de partículas o anillos de sincrotrón, así como en aplicaciones de análisis superficial. 

La VacIon Plus 1000 está disponible con diodos, diodos nobles y elementos StarCell para diversas velocidades de bombeo de nitrógeno. Precisamente su diseño StarCell hace de esta la única bomba de iones que maneja altas cantidades de gases nobles e hidrógeno. También proporciona la más alta velocidad y capacidad para metano, argón y helio. El StarCell Vaclon Plus es ideal para aplicaciones que requieren un funcionamiento constante a 10-8 mbar o más.

Su tecnología no contaminante está garantizada, porque la bomba se somete a un proceso que incluye el desgasificado del cuerpo y los componentes internos en un horno de vacío de alta temperatura (450°C). Además, tanto al comienzo como al final del proceso, se realiza una comprobación de fugas automatizada completa. Así como una comprobación eléctrica final. Logrando el nivel más alto de limpieza disponible en el mercado.  La bomba iónica tiene normalmente una larga vida operativa cuando se usa en un rango de baja presión.

Además, gracias a su diseño, esta bomba está libre de vibraciones, por lo que pueden utilizarse en el campo del análisis, la metrología y otras aplicaciones sensibles a las vibraciones.

 

Compartir estoShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

También te puede interesar...

Comentarios