Sistema para investigación de fusión tokamak /
 Las aplicaciones de física de partículas de alta energía suelen implicar el cierre de partículas en sofisticados sistemas de guía de haz evacuado.

Resultan primordiales dos cosas: alcanzar un nivel de vacío excelente y poder monitorearlo mediante analizadores de gases residuales (RGA) cuadrupolos. Los problemas surgen en ambientes con muy alta radiación, debido a la degradación potencial de los componentes electrónicos activos que están desprotegidos. Y para poder protegerlos, se requieren sistemas de blindaje contra radiación muy voluminosos y complejos.

El nuevo HAL 101X RGA evita todos estos requisitos de protección. Empleando una técnica original para eliminar por completo el uso de componentes electrónicos activos en las proximidades del medidor RGA. El controlador se puede ubicar a una distancia máxima de 80 metros del RGA, sin reducir la frecuencia del filtro de masa del cuadrupolo y con el rango total de 100 amu y el rendimiento en relación con el sistema estándar de acoplamiento cerrado.

El sistema presenta múltiples modos de exploración masiva además de detección de fugas, sustracción de fondo en tiempo real, alineación automatizada de escala masiva, ajuste en línea de la fuente de iones y parámetros del detector. Se pueden controlar los canales de masa individuales para identificar cualquier divergencia de presión de los niveles de sensor, previamente configurados por el usuario.

También te puede interesar...

Comentarios