phd4-leak-detector
Cover image by Samantha Henneke / PHD4 portátil

 Pocas veces un instrumento tan eficaz y necesario como un detector de fugas, fue tan fácil de transportar y tan versátil en cuanto a sus posibles aplicaciones.

El detector de fugas PHD-4 de Agilent, detecta pérdidas muy pequeñas de helio en objetos que tienen una ligera presión dentro. Es sensible a concentraciones de este gas tan pequeñas como 2 ppm (equivalente a una tasa de fugas de 5 x 10-6 atm-cc/seg), muy superior al rendimiento hecho por otros modos de detectar fugas, como la prueba de burbujas.

La sensibilidad del PHD-4 se basa en su tecnología patentada del SIPD (Selective Ion Pump Detection). Este detector portátil selecciona el helio, ignorando todos los demás gases, ya que es controlado por un microprocesador muy fácil de utilizar que no requiere entrenamiento previo. Todos los ajustes y puesta a cero se manejan automáticamente y su arranque es completamente automático y está listo para la detección en un tiempo récord de 3 minutos.

Otro detalle muy importante, es que la información obtenida a través de la pantalla puede configurarse en uno de estos cuatro idiomas: inglés, francés, alemán o italiano.

Algunos de los campos donde más se emplea el PHD-4 no están limitados a la pura detecciones de fugas. La industria química y petroquímica, los sistemas de suministro de gas en industrias que fabriquen semiconductores o que contengan componentes de aire comprimido. Los tanques y líneas de combustible para aviones, las tuberías de enfriamiento y calentamiento de agua o los grandes recipientes y biorreactores, son algunas de las muy variadas aplicaciones en las que el PHD-4 puede emplearse.

También te puede interesar...

Comentarios