Estación criogénica CPX-VF

La estación CPX-VF mejora las capacidades de una estación estándar, al agregarle un imán superconductor de campo vertical de ± 2,5 T. Puede emplearse en microondas y electro-óptica. Los investigadores pueden utilizarlo para realizar mediciones de efecto Hall y probar los parámetros de magneto-transporte. Además, permite combinar mediciones de microondas con campo magnético. Está diseñada para permitir un verdadero sondeo de 90° en obleas de hasta 51 mm (2 pulg.) de diámetro. La muestra se puede mantener a temperatura elevada durante el enfriamiento, reduciendo el potencial de condensación, un requisito crítico para medir materiales orgánicos. La estación de refrigeración continua usa helio líquido y puede ser operada también con nitrógeno líquido. Sin embargo, el imán superconductor requiere helio. El CPX-VF funciona en un rango de temperatura de 4,2 K a 400 K con la opción de extenderla a 2 K.

Especificaciones técnicas