Estación no criogénica CRX-6.5K

La sonda CRX-6.5K proporciona una solución de bajo coste para aquellos que buscan la comodidad de la operación libre de criógeno y el rendimiento de una medición segura y precisa. Usando un refrigerador de ciclo cerrado autónomo, la estación se enfriará a temperaturas criogénicas sin ayuda extra, eliminando la necesidad de monitoreo por parte del investigador. Su versatilidad y asequibilidad hacen de la CRX-6.5K la herramienta elegida por muchos investigadores de todo el mundo. Su sistema de dos etapas permite mantener la muestra a temperatura elevada durante el tiempo de reutilización, reduciendo el potencial de condensación, un requisito crítico para la medición de materiales orgánicos. Funciona en un rango de temperatura de 8 K a 350 K con la opción de extenderse a una gama más alta de 20 K a 675 K. Además, acomoda obleas completas y parciales de hasta 51 mm de diámetro. Una amplia selección de sondas, cables y soportes de muestras hace posible cumplir con aplicaciones de medición específicas.

Especificaciones técnicas