Este año, Samsung se ha situado a la cabeza en la fabricación de semiconductores a nivel mundial. Después de 25 años, en los que Intel ha sido el rey, la empresa asiática toma el relevo y maneja cifras que hablan por sí solas.

Sus ingresos ascienden a 15.800 millones de dólares, de los cuales 7.200 son beneficios. El responsable del éxito es sin duda el sector de los dispositivos móviles, donde la empresa asiática tiene centrada la mayor parte de su industria.

El desarrollo de nuevos materiales y la caracterización de sus propiedades electromagnéticas, posibilita ampliar los límites actuales de capacidad de las memorias de datos. La tendencia actual es que los usuarios requieran cada vez más espacio en sus dispositivos para almacenar toda la información que generan.  Los smartphones deben ser cada vez más potentes y tener mayor capacidad, algo de lo que es Samsung es perfectamente consciente.

TeraTorr Technologies comercializa sistemas SIMS, (Secundary Ion Mass Spectrometry) de Hiden Analytical, que permiten caracterizar a nivel atómico la composición de estos nuevos materiales. Tan importante como su composición, sino más, es su caracterización electromagnética, para lo cual disponemos de la gama de estaciones de prueba y medición de Lakeshore Cryotronics.

Compartir estoShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

También te puede interesar...

Comentarios