Sensor Ruthenium Oxide (Rox™)

 Lake Shore Cryotronics lleva décadas dedicada al control y análisis de temperatura. Los sensores son un ejemplo de la gran calidad que esta instrumentación alcanza, porque están sometidos a pruebas realmente exigentes.

Silicon - Los diodos de silicio son la mejor opción para uso criogénico general. Los sensores de temperatura criogénicos son intercambiables (siguen una curva estándar) y están disponibles en paquetes de montaje y sondas robustos. Los diodos de silicio son fáciles y económicos de usar, y se utilizan en una gran variedad de aplicaciones como crioenfriadores, criogénicos de laboratorio, producción de criogénos y satélites espaciales.

GaAlAs - Ofrecen una alta sensibilidad en un amplio rango de uso (1,4 K a 500 K). Son fáciles de usar, de gran alcance y con un embalaje robusto. No siguen una curva estándar. Se emplean en aplicaciones de campo magnético moderado cuando las limitaciones de la instrumentación impiden el uso de Cernox ™.

Platinum - Estos son un estándar de la industria. Siguen una curva estándar de 73 K a 873 K con buena sensibilidad en todo el rango. Los RTD de platino también se pueden usar hasta 14 K. Debido a su alta reproducibilidad, se usan en muchas aplicaciones de metrología de precisión y en aplicaciones criogénicas a temperaturas de nitrógeno líquido o superiores.

Cernox® - Se pueden usar desde 100 mK hasta 420 K con buena sensibilidad en todo el rango. Tienen una baja magnetorresistencia y son la mejor opción para aplicaciones con campos magnéticos de hasta 30 T (para temperaturas superiores a 2 K). Resisten bien la radiación ionizante. Debido a su versatilidad, se usan en una amplia variedad de aplicaciones criogénicas, como aceleradores de partículas, satélites espaciales, sistemas de MRI, sistemas criogénicos y ciencias de la investigación.

Germanium*Este tipo es el que posee la mayor precisión, reproducibilidad y sensibilidad de 0,05 K a 100 K. También resisten la radiación ionizante, pero no se recomiendan para uso en campos magnéticos. Se emplean principalmente en entornos de investigación cuando se requiere precisión y sensibilidad. 

Ruthenium Oxide (Rox™)*Pueden usarse por debajo de 50 mK, tienen una baja magnetorresistencia y siguen una curva estándar. Su rango de temperatura superior está limitado a 40 K. Se utilizan para aplicaciones que requieren una curva estándar en campos magnéticos, como los sistemas de MRI.

Thermocouples - Esta serie, de tamaño pequeño, puede emplearse en un rango extremadamente amplio y en condiciones ambientales adversas, y siguen una curva de respuesta estándar. Menos precisos que otros sensores de temperatura criogénicos, se deben emplear técnicas especiales cuando se usan termopares para acercarse a las precisiones de temperatura del 1% de la temperatura.

Capacitance - Los sensores de capacitancia son ideales para su uso como sensores de control de temperatura en campos magnéticos fuertes porque no presentan prácticamente ninguna dependencia del campo magnético. Se producen pequeñas variaciones en las curvas de capacitancia/temperatura en el ciclo térmico.

HR Series - Es una nueva línea de sensores de temperatura criogénicos de alta fiabilidad para aplicaciones críticas.

 *Son los únicos que se pueden usar por debajo de 100 mK.

Consulte toda la gama y sus características técnicas. 

También te puede interesar...

Comentarios