Image by Mike / Las Probe Station son sistemas definidos como estaciones de sonda mecánica empleadas para adquirir físicamente señales de los nodos internos de un dispositivo semiconductor.

Utilizan manipuladores que permiten el posicionamiento preciso de agujas finas en la superficie de un dispositivo semiconductor. Si el dispositivo está siendo estimulado eléctricamente, la señal es adquirida por la sonda mecánica y se muestra en un osciloscopio o source measure unit, (SMU), que es un equipo de prueba capaz de obtener datos y medirlos al mismo tiempo. La estación de sonda mecánica se usa a menudo en el análisis de fallas de dispositivos semiconductores.

Las estaciones de Lake  Shore Cryotronics, son entornos controlados con precisión para la medición no destructiva de las propiedades eléctricas de los materiales y los dispositivos electrónicos en etapas iniciales. 

Las estaciones de sondeo permiten a científicos e investigadores físicos llevar a cabo mediciones repetibles que producen resultados muy fiables. Ya que son plataformas de investigación versátiles y flexibles que pueden usarse en aplicaciones indicadas o como activos de investigación comunitaria de uso múltiple.

Sistemas con y sin criógeno

Aquellas libres de criogénicos ofrecen la comodidad de operar con un botón, mientras que las estaciones que sí operan con criógeno, proporcionan un menor coste inicial, para quienes deseen trabajar con criogénicos líquidos tradicionales.

Las aplicaciones típicas incluyen muestreo de curvas IV y CV en un amplio rango de temperaturas, medición de microondas y respuestas alectro-ópticas, caracterización de propiedades de magneto-transporte en campos magnéticos variables, mediciones de efecto Hall para comprender la movilidad del portador y una variedad de otros estudios de materiales.

Los modelos equipados con imanes permiten el estudio de respuesta de materiales en campos tan altos como ±2.5.T. Todas ellas, permiten configuraciones de aplicaciones específicas que incluyen alto vacío, bloqueo de carga, alta temperatura y tamaños de muestra más grandes se ofrecen en ciertos modelos.

En algunos casos, la temperatura de la muestra puede variar mucho respecto a la temperatura establecida en la etapa de muestra. Para salvar este hecho, los sensores de temperatura Cernox, tienen incorporado un chip calibrado, montado en un sustrato de zafiro con almohadillas de aterrizaje para que la temperatura se pueda leer con cuatro sondas. De modo que se simule la carga térmica de una muestra durante el sondeo, lo que le permite medir con precisión la temperatura de la etapa de muestra. Además, incluye cables para conectar sondas BNC o triaxiales al controlador modelo 336.

Otros accesorios para control de temperatura aquí.
Compartir estoShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

También te puede interesar...

Comentarios